st

jueves, 31 de octubre de 2013

halva


La India no es un país que me atraiga particularmente como destino turístico pero sí me interesa mucho su cocina. Y como lo dulce ocupa un lugar importante en mi corazón y en mis caderas, doy comienzo a esta serie de recetas de la India con esta generosa golosina.
Para preparar esta delicia dulce van a necesitar


Ingredientes

Leche entera 450 ml
Azúcar de caña o rubia 190 g
Manteca 125 g *
Semolín 130 g *
Cáscara de 1 naranja pequeña o de 1 limón

Preparación

1- Llevar la leche a hervor.
2- Mientras tanto, caramelizar ligeramente el azúcar en una sartén (estar bien atento a que no se queme).
3- Retirar la leche del fuego. Cuando el azúcar se haya derretido y suelte su fragancia, verterla en la leche caliente.
4- Llevar la mezcla de leche y azúcar nuevamente al fuego; esta vez a la temperatura más baja posible (la idea es fundir el azúcar y mantener la leche caliente). Dejar que hierva lentamente.
5- Derretir la manteca en una cacerolita o sartén de fondo grueso.
6- Agregar el semolín y mezclar bien con una espátula de madera para deshacer los grumos.
7- Freír durante unos 10-12 minutos a fuego medio, mezclando regularmente para garantizar un color uniforme.
8- Apagar la hornalla.
9- Agregar la ralladura de naranja o limón y mezclar bien.
10- Agregar la leche dulce con mucho cuidado para no quemarse.
11-Mezclar bien, tapar y dejar reposar durante unos 5 minutos sobre la hornalla apagada.

Puede servirse frío, aunque tibio es mucho más rico.
Verter la mezcla en compotera o bol o darle forma con una de esas cucharas para servir helado. Disponer la bochita sobre un plato y acompañar con frutas y/o helado. 
Solo, como si fuese un postrecito, también es delicioso.

Rinde entre 6 y 8 porciones dependiendo de cómo lo presentan.




*Importante: para poder formar las bochitas, en lugar de 130 g, cociné 230 gr de semolín con 160 g de manteca. Con la otra cantidad, no llegaba a espesar como para darle forma.

4 comentarios:

  1. Que tentacion!!! Debe ser un postre muy rico, nunca los probé. Lo más parecido que comí es la sémola esparcida en un plato con dulce de leche por encima. Me diste intriga Ale, tengo que probarlo :) Me intriga el color, queda como achocolatado, es por el caramelo? Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, es el caramelo el que le da ese color. Es un dulce muy goloso el halva.
      El aroma que suelta la mezcla de la leche, el caramelo y el toque de ralladura de naranja al final es indecentemente tentador.
      Si lo hacés algún día, prepará la cantidad justa y comelo tibio en el momento.

      Eliminar

Blogging tips