st

domingo, 10 de noviembre de 2013

sabayon

Tres renglones ocupa la receta del sabayon en el libro de Doña Petrona. Y dice así:


«Poner en un tazón seis yemas, media tacita de agua fría, un vaso de vino dulce, 100 g de azúcar molido y una cucharadita de maicena; colocar al baño María y batir hasta que esté espesa.»


Hacía bastante que no lo preparaba y me dije que el día gris se prestaba para un vasito de sabayon tibio, cremoso y perfumado.
Hice la mitad de la cantidad para comer de postre, solo dos porciones que serví en vasitos.
Suele usarse Marsala pero como yo no tenía usé Oporto y quedó igual de rico.


Es muy fácil y rápido de hacer: mezclar, llevar a baño María y batir un poco (preferentemente con batidor de alambre o batidora de mano) durante diez minutos hasta que espese. Y listo. Una delicia ¿de otro tiempo?

7 comentarios:

  1. Nunca lo he probado, pero se ve delicioso. Es increíble cómo antes se consideraban estas recetas tan simples un postre delicioso, y que el vino por ejemplo era apto para grandes y chicos en una receta. Esos eran buenos tiempos! Jejeje.
    Un abrazo grande, ya tienes una nueva seguidora.
    Natalia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay, vos sabés que a mí me encanta usar alcohol en repostería, desde siempre me gustó. Cuando mi mamá lo preparaba a mí ya se me hacía agua la boca al sentir el aroma del vino dulce. Borrachina yo :)

      Eliminar
  2. Que rico que es y que poco se usa!!! Muy buena idea Ale! Lo tengo que hacer... o no, creo que me lo comeria todo yo sola ;)
    Besosss

    ResponderEliminar
  3. qué lindas las hojitas amarillas y con manchitas del libro de doña petrona. se lo ve usado y amado, como debería ser :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es la trigésimotercera edición de ¡1950! Este libro es un documento importante para mí; son 595 páginas de historia.
      si vieras las primeras cinco páginas todas carcomidas y con unas manchas preciosas que parecen acuarelas...

      Eliminar
    2. qué hermoso! en casa teníamos uno que lo mirabas fuerte y se desarmaba, pero se perdió en una mudanza. lo quería con locura :(

      siempre digo que los libros de cocina tienen que tener manchas. un libro de cocina perfecto con las hojas intactas me pone mal jajaja

      Eliminar

Blogging tips