st

domingo, 29 de diciembre de 2013

receta para hacer una mariposa




«Hacer una mariposa,
que pueda volar sola hasta una rosa,
es una tarea muy trabajosa».
[…]


Cuando estuvimos en Liebigquisimos ir a ver Butterflies, una exposición sobre mariposas de todo el mundo, pero se nos hizo tarde y cuando llegamos ya estaba cerrado. De vuelta en Buenos Aires la idea de ver las mariposas seguía revoloteándome en la cabeza, y así fue como empecé a mirar videos y fotos de Loie Füller, objetos de Tiffany, libros de ilustraciones, y todo lo que estuviera relacionado con ellas. Y, en un momento, me acordé de aquella canción de nuestra infancia, que escuchaba una y otra vez hasta que rayé el disco: el rock de la mariposa.
¡Cómo nos gustaba escuchar el disco amarillo de Pipo Pescador! ¿habrá algún chico argentino de los setenta que no lo haya escuchado...?
Y, naturalmente, entre tanto aleteo visual y musical, estas tejas que les traigo hoy terminaron por adoptar la forma de mariposa :)

Estas tejas-mariposas se posan sobre los helados y las mousses



acompañan muy bien el café y el té, y son perfectas cuando tenemos ganas de algo dulce y crocante. 



































Ingredientes

Almendras peladas y fileteadas 250 g
Harina 30 g
Azúcar 160 g
Claras de huevo 4
Manteca derretida 50 g

Preparación

1- Colocar en un bol las almendras, el azúcar y la harina.
2- Agregar las claras y mezclar. Luego, la manteca derretida; mezclar bien y dejar descansar una hora en la heladera.
3- Una vez que calcaron las mariposas (8 cm de diámetro aprox.), las marcaron y quedaron recortadas sobre la bandeja de aluminio descartable, enmantecarla y llevarla a la heladera durante 10 minutos.





















4- Transcurridos los 10 minutos, retirar la bandeja de la heladera y con una cucharita tomar un poco de mezcla, acomodarla sobre la mariposa en la bandeja de aluminio descartable y presionar con un tenedor hasta que queden bien finas; lo ideal es que no queden encimadas. Llevar nuevamente a la heladera durante 5-7 minutos.
5- Precalentar el horno a 175º (moderado).
6- Colocar la bandeja de aluminio descartable sobre una placa para horno y cocinar entre 10 y 12 minutos. Estén muy atentos porque se hacen rápido.
7- Si las hacen con su forma original de teja, cuando las sacan del horno esperen unos segundos y luego, mientras aún están maleables, acomódenlas sobre un palo de amasar o botella para curvarlas. Para despegarlas de la placa (sobre todo las mariposas), pueden ayudarse con un cuchillo o una espátula de metal fríos, levantando con mucho cuidado y paciencia los bordes. Repito: con mucho cuidado y paciencia. ¡Ojo! Son muy frágiles.
8- Es importante guardarlas en un recipiente hermético para que se mantengan crocantes.


























Espero que terminen muy bien 2013, sin cortes, en paz, solos o acompañados. Y que 2014 nos encuentre transformándonos y levantando vuelo. ¡Salud!

7 comentarios:

  1. que belleza y que rica idea!

    pero a Pipo...? ejem...no lo ubico che :P

    que el 14 te traiga mas cosas bellas y las sigas compartiendo! :)

    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. carina, non conosci Pipo? vai subito ascoltare il rock della farfalla! jajaja, ¿mandé mucha fruta? el cocoliche es lo mío...
      Gracias, Ro ;) a ustedes también, de todo corazón.
      Bacione!

      Eliminar
  2. me encantó este post!! la receta, la idea de las mariposas, las fotos divinas y relacionarla con esa cancion tan linda de Pipo! un lujo Ale!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vicky :)
      ¿no son lo más las mariposas? y la letra de la canción es muy poderosa

      Eliminar
  3. Hacer una mariposa
    que pueda volar sola hasta una rosa,
    es una tarea muy trabajosa.
    Primero hay un cucurucho
    y adentro un gusano muy debilucho
    que habla poco y come mucho.
    A este gusano no le interesa
    ni la alegría ni la tristeza,
    panza bien grande y poca cabeza.
    Se va comiendo su propia casa
    él cría panza, ella adelgaza
    y se va achicando como una pasa.

    Una mañana desconcertado,
    ve que su cuerpo se ha transformado,
    tiene un piyama nuevo, rayado,
    tiene dos alas almidonadas
    tan livianitas y bien planchadas
    con lentejuelas todas bordadas.
    Sus dos antenas a transistores
    le anuncian dónde están las flores,
    de los perfumes más seductores.
    Sólo le falta mirar bien alto
    con sus anteojos azul cobalto
    respirar hondo y dar el gran salto.
    La mariposa vuela
    y no va a la escuela.

    La mariposa no toma sopa
    y si o quiere no se cambia de ropa.
    La mariposa siempre se escapa
    abre sus alas y ninguno la atrapa.

    La mariposa no es vergonzosa
    luce sus alas colorinches y hermosas.
    La mariposa va por el aire,
    volando alto viaja por Buenos Aires.

    La mariposa chupa los chupetines
    que esconde el jardinero en los jardines.
    La mariposa está dentro tuyo
    abrí tus alas y salí por el mundo.

    ResponderEliminar
  4. qué lindo post alejandra, te felicito por la originalidad y la historia :) voy a ver si me animo jajaja! beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola, Vero. ¡Gracias!
      No es díficil, no, no; es como dice Pipo: "hacer una mariposa [...] muy trabajosa".
      Te diría que es cuestión de paciencia, hay que hacerlas cuando uno está tranquilo y con tiempo, preferentemente.
      Está bueno usar algún tipo de pinza chiquita o algo que se le parezca para ir acomodando y separando las almendras y que te quede el "dibujo". También hay que poner muy poca mezcla, en todo caso, después agregás si te falta.
      La bandeja de aluminio la colocás con figura/fondo, sobre una placa, al horno, como se ve en la foto. El "fondo" le hace de contenedor a la "mariposa" como si fuera un molde.
      Otro beso para vos, que tengas un muy buen año

      Eliminar

Blogging tips