st

martes, 14 de enero de 2014

cheesecake japonés

El sábado me levanté de muy buen humor. El día estaba hermoso y, desde mi ventana, se veían los pichones ­—de los que hablé al final de la entrada anterior— picoteando los montoncitos de polenta que les había tirado hacía un rato. Ellos (y sus padres) se bancaron estoicamente la tormenta del martes pasado y, unos días más tarde, ya estaban aprendiendo a volar. ¡Bravo, pequeños!


Para festejar el acontecimiento preparé esta delicia del Japón :)


Este cheesecake es bastante diferente al que ya conocemos: es mucho más liviano, tiene una textura bien esponjosa y es mucho menos dulce. Una maravilla.

Ingredientes

Huevos 6
Azúcar 140 g
Esencia de vainilla unas gotas
Manteca 50 g (a temperatura ambiente)
Queso crema tipo Philadelphia 1 paquete chico (a temperatura ambiente)
Leche entera 100 ml
Jugo de medio limón
Ralladura de medio limón (opcional)
Harina 0000 60 g
Almidón de maíz 20 g
1 pizca de sal

Preparación

1- Forrar con papel aluminio toda la parte exterior del molde para evitar que se filtre el agua del Baño María en la preparación, cuando vayamos a hornearlo.
Forrar todo el interior del molde con papel manteca enmantecado. Tengan en cuenta que el papel de las paredes tiene que tener 12 cm. de alto aprox. para evitar posibles derrames cuando la preparación crezca. De todas formas, no llega a crecer tanto :).
2- Dejar listo el molde adentro de una fuente para horno donde se cocinará a Baño María. Reservar, además, un pedazo de papel aluminio para cubrir el cheesecake durante el horneado. Esta “tapa” recién se retira 10 minutos antes de que termine la cocción para que la superficie se dore suavemente.
Precalentar el horno a 160 º.
3- Separar las claras de las yemas. Reservar estas últimas.
Batir las claras durante 5-7 minutos, luego empezar a agregarle de a poco el azúcar y la esencia de vainilla. Seguir batiendo hasta que se haya disuelto el azúcar y se formen picos firmes al levantar la batidora.
4- En otro bol, mezclar con batidora la manteca, el queso crema, la leche y el jugo de limón hasta homogeneizar. Luego, ir agregando las yemas de a una, mientras se sigue batiendo; tienen que quedar bien integradas. Finalmente, agregar la harina, el almidón de maíz y la sal previamente tamizados. Batir un poco para terminar de integrar todo.
5- Ahora solo resta incorporar las claras batidas a la mezcla anterior; siempre muy despacio, delicadamente y con movimientos envolventes.
6- Verter la mezcla dentro del molde. Taparlo con el papel aluminio. Esta tapa de papel tiene que estar apoyada sobre el papel manteca (recuerden que éste supera en alto las paredes del molde); no debe tocar la superficie del cheesecake. En el blog Aleksandra's Recipes tienen las fotos con el paso a paso.
Colocarlo dentro de la fuente y cocinar a Baño María (el agua solo debe llegar a la mitad del molde) durante 1 hora y 20 minutos en horno suave-moderado. Recién 10 minutos antes de que se complete la cocción, retirar la tapa de papel aluminio para que se dore la superficie.
7- Cuando esté listo, dejar enfriar dentro del horno. No se apuren y quieran sacarlo antes de tiempo porque se va hundir y no va a quedar parejo. 
Desmoldarlo con cuidado para que no se rompa la pielcita dorada de la superficie.
Pueden espolvorearlo con azúcar impalpable o agregarle alguna rica salsa. Aunque es tan buena la textura que solo es riquísimo también.


Consumirlo dentro de los 3 días de preparado.
Rinde entre 8 y 10 porciones. 

5 comentarios:

  1. Te quedó increíble!!! Este cheesecake es demasiado rico, lo probé en un restaurant del barrio chino y me enamoré! Lo hice alguna vez pero no tuve tanto éxito como vos. Lo tengo que probar de nuevo. Gracias! Besosss

    ResponderEliminar
  2. lo tengo que hacer! se vé increible!!!!

    ResponderEliminar
  3. (=^x^=) Juli ::: (=^x^=) Vicky
    ¡Gracias, chicas! es como el quini 6, sale o sale, ajajajajaja.
    Creo que podría funcionar muy bien con una salsita liviana de frutos rojos o caramel (más gordo)

    ResponderEliminar
  4. naaa! no me hagas esto...y yo que no tengo ganas de tocar la cocina jajaja :P
    pero estos dulces me pueden!! :D se ve muuuy rico!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay, bueno... te cambio una porción generosa de éste amarillito por una copa de Trapiche ¿qué decís?

      Eliminar

Blogging tips