st

sábado, 19 de julio de 2014

sablés bretons

Algo rico para el té, el café o algún licorcito. Que quede rico solo o untado con algún dulce, nutella, dulce de leche, curd de limón, etc. Que vaya con frío o con calor y que pueda transformarse en postre rápidamente. Que lleve pocos ingredientes y poco tiempo de preparación.
La respuesta tiene nombre y apellido: sablés bretons.


Ingredientes

manteca pomada 90 g
azúcar rubio 90 g
1 yema de huevo a temperatura ambiente
harina 0000 125 g
sal 2 g

Preparación

1- Baten el azúcar durante dos minutos (con batidora de mano) para que quede más fino. 
2- Baten la manteca pomada junto con el azúcar y la sal; empiezan despacio y luego aumentan la velocidad.
3- Una vez que la mezcla está cremosa, añaden la yema y mezclan, con batidor de alambre, solo un poco para que se incorpore bien.
4- Añaden la harina y mezclan nuevamente con batidor de alambre hasta formar una masa. 
5- Toman la masa rápidamente con la palma de la mano, sin amasar. Forman un disco, lo envuelven en film y lo dejan descansar media hora en la heladera. Precalientan el horno a 180º un rato antes de trabajar la masa.
6- Retiran la masa de la heladera cinco minutos antes de amasar; la estiran sobre la mesada ligeramente enharinada y cortan los sablés de 5 cm de diámetro.
7- Hornean sobre placa forrada con papel manteca (si es necesario, enmantecan el papel) entre 10 y 14 minutos, según la potencia de sus hornos. 
Cuando están dorados están listos. Los dejan enfriar en la misma placa, sobre una rejilla.

Con curd de limón y frutos rojos por encima se vuelven postre veraniego ;)

Los conservan en una lata cerrada.
Rinde aproximadamente 20 unidades.
















































Que tengan un muy buen fin de semana.

Los que tengan ganas de escuchar una voz clara, fresca, aniñada y hermosa, hacen click más arriba y les aseguro que se les va a dibujar el mismo semblante del gato blanco.


*

Les dejo en este enlace la receta de otros sablés de nueces pecanas muy pero muy buenos

8 comentarios:

  1. menamore! <3
    parece fácil y rápida, me encanto la receta! lástima que esta haciendo calor por estos lados sino ya me ponia a hacerla! tus recetas son geniales (ya te lo dije no? jajaja)

    beso y buen domingo! :)

    ame ese gatito porfaaavor! es un mantel?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ro :)
      Los sablés bretons son más viejos que la injusticia, eh. A mí me encantan porque son simples, con gustito a manteca y azúcar :)
      Ese gatito blanco está estampado en lo que sería una especie de kakemono ¡simpático, no?
      Otro beso para vos. ¿salís a sacar fotos hoy?

      Eliminar
  2. Hermosa canción. Me encantaron las galletitas, que lindo tener una lata llena de estas galletitas. Hacen al té mucho más placentero. Besos Ale!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juli, justo tengo acá en la oficina! Compré porque vienen en unas latas francesas preciosas, y bueh, de yapa me como las galletitas ;) Me encanta ese toque salado que las diferencia de galletitas de manteca "normales".
      Ale, me encantó la tacita!!

      Eliminar
  3. Cuando era chiquita mi mamá tenía un cortante así ondulado con el cual nos hacía galletitas para los cumpleaños. Me hiciste acordar. Lo voy a buscar así lo heredo!!

    ResponderEliminar
  4. que rico!! y definitivamente empata la receta y ese gato amoroso del "mantel" :)

    ResponderEliminar
  5. que buena excusa para cocinar feliz....
    las voy a intentar. después te cuento.

    ResponderEliminar
  6. Juli: sí, la fórmula Blossom Dearie + té + sablés bretons es muy buena para un día frío. ¡Besos!

    Silvetti: también es mi preferida ;)

    Decoración real: ¡pedíselo!

    ALITA: podés hacer éstas la próxima (en lugar de las galles de la infortunia, jajajajaja). Gracias ;)

    maru: así es :)

    ResponderEliminar

Blogging tips