st

martes, 23 de septiembre de 2014

pfeffernüsse

Cuenta Wikipedia que estas masitas de origen holandés se preparan para la fiesta de San Nicolás en los Países Bajos y en Bélgica, mientras que en Alemania las hornean para Navidad.A mí me parecieron perfectas para este comienzo de primavera/otoño: no hace ni frío ni calor y encender el horno no es un problema. Solas o acompañadas con una taza de té o un vaso de leche bien fría, estas masitas súper especiadas son un vicio. Son húmedas en su interior y, por fuera, tienen un color dorado y una grietas chiquitas que las hacen muy seductoras.

Lo más engorroso es ir a la dietética a comprar los ingredientes que faltan; la receta en sí es muy fácil.

Ingredientes

Melaza ½ taza
Miel ¼ de taza
Manteca ½ taza
Huevos 2 unidades
Esencia de anís 2 cucharas de té
Harina 4 tazas
Azúcar blanco ¾ de taza
Azúcar rubio ½ taza
Cardamomo molido 1 ½ cuchara de té
Canela molida 1 ½ cuchara de té
Nuez moscada 1 cuchara de té
Clavo de olor 1 cuchara de té
Jengibre 1 cuchara de té
Pimienta negra 1 cuchara de té
Sal ½ cuchara de té
Polvo de hornear 1 ½ cuchara de té
Azúcar impalpable 1 taza (opcional)

Preparación

1- En una cacerolita, colocan la manteca, la melaza, la miel. Mezclan un poco hasta homogeneizar.
2- Apagan el fuego y dejan enfriar a temperatura ambiente.
3- Añaden los dos huevos y mezclan para que se incorporen bien. Luego, las dos cucharadas de esencia de anís.
4- Finalmente, añaden la mezcla de harina, azúcar, especias, sal y polvo de hornear, y mezclan muy bien con una cuchara.
5- Cubren la masa con film y llevan a la heladera para que repose durante dos horas mínimo.
6- Precalientan el horno a 170º.


7- Forman bolitas de 3 cm de diámetro (17, 8 g) y las cocinan durante ocho o diez minutos
(dependiendo de la potencia de sus hornos) en una placa para horno limpia. Si quieren, pueden 
forrarla con papel manteca. Yo no usé y se pegaron un poquitín pero las saqué con espátula de metal y nadie resultó herido ;).
8- Dejan enfriar unos minutos en la placa, luego las despegan y las dejan un rato más en una rejilla.
No es necesario pero si les gusta, pueden cubrirlas con azúcar impalpable.

Se conservan en recipiente hermético y se devoran en un picnic, merienda, tarde otoñal, mañana primaveral, sesión de fotos :D. En fin... 




Rinde 50 unidades de 4,5 cm de diámetro  

4 comentarios:

  1. las compro!!! me encanto las especias :).....que lindas son tus fotos, Ale!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias :) claro, tienen que gustarte mucho las especias porque todas van a parar a esta receta, ja.

      Eliminar
  2. No me lo vas a creer!! Me adivinás los pensamientos!! El año pasado las comí en Münich, en ese momento me trajeron un recuerdo instantáneo de la infancia porque mi mamá había comprado un par de veces, y no me acordaba como se llamaban!! Traje el envoltorio del viaje y lo perdí!! Ahora las tengo que hacer, es una señal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, te creo :O. Yo enloquezco por todas las masitas especiadas alemanas ¿viste que hay varias? quiero hacer lebkuchen también.

      Eliminar

Blogging tips