st

lunes, 24 de noviembre de 2014

zuccotto

Hace poco A. me regaló un libro de recetas con chocolate... esto me recuerda mucho al capítulo en que Homero le regala a Marge una bola para jugar al bowling :D. Yo no como mucho chocolate, a él sí le gusta bastante.
Pero no me enojé como la señora Simpson porque el libro está muy bueno y hay varias recetas de postres italianos, entre ellos este zuccotto. Lo gracioso es que el libro es alemán, con lo cual, además de seguir incursionando en cuanto postre/dulce italiano exista, voy a terminar aprendiendo la lengua de Goethe. [Hace poco intentando leer un blog en húngaro, me reí descubriendo que liszt significa harina.
Bueno, qué sé yo... a mí estas cosas me parecen graciosas.
Estuve comparando con otras recetas en Internet y llegué a la conclusión de que ésta es la versión más tradicional. 
La variantes son muchísimas: con ricotta y mascarpone, en lugar de crema; con génoise vainillas en lugar de bizcochuelo, al estilo tiramisù; con relleno de frutos rojos, con fruta abrillantada, con fruta seca, etc, etc.
Como ésta era la primera vez que lo preparaba, decidí elegir la receta más tradicional posible y que, además, incluyera chocolate para darle el gusto a A. y que siga regalándome libros.

Firenze y su domo nos espera. Mientras tanto, me divierto preparando su miniatura con piezas de bizcochuelo.

Ingredientes

para la masa
Manteca pomada 115 g
Harina 0000 100 g
Polvo de hornear 1 cuchara ½ de té
Cacao en polvo 2 cucharas soperas
Azúcar negro 115 g
Huevos batidos 2
Brandy 3 cuchadas de té
Kirsch 2 cuchadas de té

para el relleno
Crema batida 300 g
Azúcar impalpable 25 g
Almendras tostadas y picadas 55 g
Cerezas descarozadas 225 g
Chocolate amargo o semiamargo picado 55 g


Preparación

1- Lavan, descarozan las cerezas y las dejan en un recipiente con dos/tres cucharadas soperas de azúcar y un poco de vino/licor que tengan a mano y piensen que puede quedar bien.

2- Precalientan el horno a 180 C. Forran una placa de 30 cm x 23 cm, con papel manteca enmantecado.
Mezclan la harina, el polvo de hornear y el cacao en un bol. Añaden el azúcar, la manteca y los huevos, y mezclan delicadamente. Extienden la masa sobre la placa.
Hornean 15 minutos (hasta que la masa haya leudado y esté firme). Dejan enfriar en la placa durante 5 minutos y luego la pasan a una rejilla para que se enfríe.

3- Rocían con spray vegetal o aceitan un bol pyrex tamaño 26 (diámetro 16, 5 cm). Luego, lo forran con film, dejando que sobresalga a los lados para luego poder envolver la preparación.
Cuando la masa ya está lista, recortan dos discos redondos: uno para la base (de 7, 5 cm) y el otro para la cubierta (15 cm). Éstas son las medidas que corresponden al zuccotto sin desmoldar. Una vez desmoldado, obviamente, base y cubierta invierten roles. 
Este bol será nuestro domo.
Con el resto de la masa cortan triángulos largos y los acomodan uno con el pico hacia arriba, el contiguo con el pico hacia abajo, como si cosieran un quilt o armaran un rompecabezas. En la foto de abajo se ve bien.



Así van forrando todo el bol hasta completar con el último triángulo. Cuanto más juntos quedan uno de otro, más prolijo y cerrado quedará el domo.
Mezclan el brandy y el kirsch (o el alcohol que elijan) y lo vierten sobre la masa.

4- Baten la crema a punto Chantilly, luego añaden las almendras, las cerezas y el chocolate. Cuelen las cerezas antes de incorporarlas a la crema (para no aguarla) y usen todo el delicioso líquido que soltaron para humedecer un poco más la masa.
Llenan el molde con la crema y lo cierran con el disco de masa de 15 cm. Cubren con el film restante y le apoyan un plato para que haga peso. Lo llevan a la heladera durante 6-8 horas o hasta un día.
Antes de desmoldarlo, lo dejan 10 minutos en el freezer para que esté bien firme y puedan cortarlo sin que se desarme.




Rinde 8 porciones

6 comentarios:

  1. Hola, me encantó! Cuando ví la foto parecía un pan dulce, asi que puede ser una variante para quienes no comen el pan tradicional de las fiestas. Me dieron ganas de hacer la receta, eso basta para que en unos días ya la esté degustando. Abrazo navideño, Candela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, claro. Es muy rico (aunque con algunas vueltas) y vale la pena prepararlo para cualquier ocasión que merezca algo más coqueto y goloso en la mesa ;)
      A mí me encanta todo lo que tenga forma de esfera o similar así que cuando vi este postre me entusiasmé.
      Tuvo mucho éxito a pesar de que quienes lo comieron no son amantes de las cerezas ;)
      Gracias por pasar, Candela.
      Saludos

      Eliminar
  2. Que lindas fotos! El registro de los momentos me parece increíble. Y las cosas que cocinas también!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!

      [a mí también me gusta el confeti.Y los confites, claro :)]

      Eliminar
  3. que cosas tan ricas preparas ademas de superfotografiables :D
    feliz año Ale....y buen viaje ;)

    ResponderEliminar

Blogging tips