st

jueves, 10 de marzo de 2016

flan de dulce de leche y queso crema

























Cremoso hasta el infinito y más allá.

Es difícil mantener una conversación, pensar o distraerse con lo que sea mientras se está comiendo este flan. Desde la primera cucharada, toda la crueldad del mundo se diluye en este postre de infancia (el que pide siempre A. cuando salimos a comer afuera) para terminar de esfumarse por completo bajo la capa de caramelo. Esta versión con queso crema y dulce de leche es re lechona y más dulce que la común, claro, pero para nada empalagosa.

Todavía me río, viéndolo a A. medio sacado, preguntando: ¡¿dónde está el dulce de leche, dónde está el dulce de leche?! porque él lo comió con una cucharada extra, como si hubiese hecho falta...

Gracias, Pedro Lambertini.
























































Flan de dulce de leche según Pedro Lambertini

Ingredientes

Huevos 6
Queso crema entero 450 g
Leche entera 1 litro
Dulce de leche común 500 g
Azúcar 150 g
Azúcar extra para el caramelo

Preparación

1- Preparan el caramelo como suelen hacerlo. Yo siempre hago caramelo a seco, en dos o tres veces según la cantidad que necesite. Para un flan, de la cantidad total de azúcar pongo primero una mitad, a fuego bajo hasta que se disuelve. Una vez disuelto, añado la segunda mitad. De esta forma, se evita que se cristalice el azúcar y que se queme el caramelo (qué horrible el caramelo quemado, amargo, estropea todo)
2- En un bol baten apenas los huevos con el queso crema. No batan de más aunque se vean algunos grumos, después desaparecen.
3- En una olla grande mezclan la leche, el azúcar y el dulce de leche; llevan al fuego removiendo con batidor para que el dulce se disuelva. Cuando empieza a hervir, bajan el fuego y hacen reducir durante 20 minutos aproximadamente hasta que quede un líquido espeso y marrón; debe quedar alrededor de 1 litro de reducción.
4- Retiran del fuego, dejan pasar el calor fuerte y, aún caliente, vuelcan la mezcla sobre los huevos siempre batiendo sin parar.
5- Vierten la mezcla en el molde y cocinan tapado a baño María en horno precalentado a 150° durante 1 hora y 20 aproximadamente hasta que tome punto.
- Retiran del horno, dejan enfriar, llevan a la heladera y desmoldan sobre un plato o fuente grandes porque saldrá mucho caramelo.

Como es mi costumbre, los hice en molde individual de flan (salen 10) y en cazuelitas. Varios los desmoldé y algunos los serví directamente en las cazuelitas. Me parece que estos últimos estuvieron todavía más ricos.



Los consejos de Pedro

-Usar buenos huevos ya que estos son el ingrediente principal del postre.
-Usar queso crema entero, no queso blanco.
- Al acaramelar el molde cuando el caramelo está más espeso dejarlo enfriar boca abajo así la capa queda más pareja. El caramelo que cae sobre la mesada, él lo tira a la leche a que se disuelva junto con el azúcar y el dulce.
- Tapar el flan antes de cocinarlo con la base de una tortera de mayor tamaño.
- Sentar el molde sobre una base de cartón o varias capas de papel de cocina o un corcho de una botella de vino antes de colocarlo en la fuente a baño María. Esto cuida más la temperatura del agua de cocción.  


Blogging tips