st

jueves, 23 de octubre de 2014

palito, bombón ¡semifreddooooo!

Llegó el calor y con él nuestra primera heladera con freezer (ahora cruzo los dedos para que no empiecen los cortes de luz, como todos los años; cada año, renace la esperanza ¬_¬ )
La lista con los ingredientes de este semifreddo ya estaba expectante debajo del imán de la vieja heladera; cuando llegó la nueva, dejamos pasar un día y cuando ya pudimos enchufarla, me puse a preparar el postre. Como era de esperar, su cremosidad combinada con los otros ingredientes estrella no me defraudaron: almendras, amaretti y el licor de almendras Amaretto. Redundante, delicioso, sí. 






 Es facilísimo, solo requiere un poco de tiempo, nada más... y nada menos :). 

amaretti

La verdad es que no tenía pensado hacer los amaretti aunque me encanten pero fui a comprarlos al supermercado porque los necesitaba para la receta del semifreddo, y no había. Un poco a desgano, me fui a la dietética a procurarme las almendras.
La clave para hacer más rápido y no pasar demasiado calor es disponerlos en una fuente bien grande, y si el horno tiene dos grillas regulables para hornear de a dos tandas, mejor aún. Bueno, esto no es ninguna novedad pero, a veces, ¿no les pasa que cuando están cansados no se dan cuenta de lo obvio?

martes, 11 de marzo de 2014

isla flotante

Hubiera querido traerme las nubes gordas y blancas flotando en ese celeste brillante. Hacer durar un poco más el fin de semana que pasamos entre avioncitos, pájaros y árboles. 

martes, 14 de enero de 2014

cheesecake japonés

El sábado me levanté de muy buen humor. El día estaba hermoso y, desde mi ventana, se veían los pichones ­—de los que hablé al final de la entrada anterior— picoteando los montoncitos de polenta que les había tirado hacía un rato. Ellos (y sus padres) se bancaron estoicamente la tormenta del martes pasado y, unos días más tarde, ya estaban aprendiendo a volar. ¡Bravo, pequeños!


Para festejar el acontecimiento preparé esta delicia del Japón :)

Blogging tips