st

viernes, 18 de marzo de 2016

mermelada de higos

El verano ya empieza a ser pasado pero quiero que los higos me acompañen un rato más durante las primeras semanas del otoño. La verdad es que me hubiera gustado hacer varios frascos de mermelada de higo pero fui comprando lo que conseguí, y al principio de la temporada estaban un poco caros. Hace unos días me llevé el último (casi) kilo que encontré, ya a buen precio y salió una de mis mermeladas favoritas.

Ingredientes

Higos frescos 650 g
Jugo de ¾ de limón
Azúcar común 325 g
Chaucha de vainilla 1 (opcional)

Preparación

En una cacerola colocan los higos (previamente lavados) cortados en cuartos, los rocían con el jugo de limón, los cubren con el azúcar (la mitad del peso de los higos) y, si usan chaucha de vainilla, añaden las semillas y la chaucha también, cortada en pedacitos. Revuelven un poco y llevan a fuego moderado hasta que hierva. Dejan enfriar la preparación y la reservan en la heladera durante toda la noche.
Al día siguiente, completan la preparación, haciéndola hervir nuevamente a fuego moderado, durante 25 minutos aproximadamente; si ven espuma sobre la superficie, la retiran con una espumadera o cuchara. Yo procesé un poco la fruta pero no del todo  porque me gusta encontrar pedacitos.
Una vez lista, la vierten en caliente en un frasco*, lo cierran bien y lo dan vuelta.
Queda riquísima también con pedacitos de nuez (pueden añadirlos cuando la mermelada ya está fría)


*lo ideal es esterilizarlo antes pero como nosotros no vamos a vender la mermelada y es probable que la consumamos en muy poco tiempo, me dio fiaca y usé directamente frascos bien limpios.
Blogging tips