st

martes, 1 de marzo de 2016

mousse de miel y yogur


Un final dulce y fresco después de una comida. 
Un desayuno veraniego.
Una merienda liviana.
Un antojo dulce en la mitad de la noche.
Solas o con coulis de fruta.

Elige tu propia aventura...





Ingredientes

Gelatina sin sabor 6 g
Miel* 100 g
Crema de leche 100 g
Esencia de vainilla 1 cuchara de café
Yogur griego** 300 g
Claras de huevo 2

Preparación

1- Hidratan la gelatina en agua fría (40 cm3).
2- En una cacerolita, hacen fundir a fuego suave la miel junto con la crema y la esencia de vainilla. Cuando está por hervir, retiran del fuego y añaden la gelatina hidratada. Mezclan bien y dejan enfriar.
3- Una vez que la preparación está tibia, añaden el yogur griego y mezclan nuevamente.
4- Baten las claras a nieve (tienen que quedar firmes) y las incorporan a la preparación anterior, mezclando delicadamente y con movimientos envolventes hasta que no haya grumos.
5- Vierten en vasitos y llevan a la heladera durante al menos 8 horas.

Rinde para 6 vasitos de yogur (de los de vidrio)



























Notas


*A mí me gusta usar una miel suave.

**Si no consiguen yogur griego, pueden hacerlo perfectamente con yogur natural; lo envuelven con un lienzo y lo colocan adentro de un recipiente para que suelte el suero como se ve en esta foto. Lo dejan así aproximadamente 4 horas; pasado este tiempo, ya está listo para usar.

*** Esta vez, les hice una base de coulis, aprovechando los duraznos hermosos que había en la frutería. Si les interesa, les dejo también la receta. Si lo preparan, tengan en cuenta que éste es el primer paso ya que el coulis es la base del vasito.
Procesan 525 g de duraznos (3 duraznos grandes) y colocan la pulpa en una cacerolita a fuego suave. Cuando alcanza los 45º, añaden en forma de lluvia 50 g de azúcar + 9 g de pectina previamente mezclados. Una vez que la preparación hierve, lo dejan un minuto más mientras revuelven un poco, y luego lo vierten directamente sobre los vasitos donde sirvan la mousse (yo, al final, también le agregué unos cubitos de durazno). Los llevan a la heladera durante una hora y luego vierten la mousse.
Así queda esta versión >>>

martes, 23 de septiembre de 2014

pfeffernüsse

Cuenta Wikipedia que estas masitas de origen holandés se preparan para la fiesta de San Nicolás en los Países Bajos y en Bélgica, mientras que en Alemania las hornean para Navidad.A mí me parecieron perfectas para este comienzo de primavera/otoño: no hace ni frío ni calor y encender el horno no es un problema. Solas o acompañadas con una taza de té o un vaso de leche bien fría, estas masitas súper especiadas son un vicio. Son húmedas en su interior y, por fuera, tienen un color dorado y una grietas chiquitas que las hacen muy seductoras.

jueves, 19 de junio de 2014

kasutera


Es liviano, muy rico, no lleva manteca y es la ridiculez de esponjoso. Además es económico, fácil y rápido de hacer.

En Japón lo vimos en varias pastelerías pero no lo probé porque siempre había otra cosa que me daba más curiosidad y quedaba siempre rezagado.

viernes, 25 de octubre de 2013

labneh salado y dulce

Ordenando un poco la cocina para hacerle lugar a los nuevos cacharros, encontré un libro de cocina árabe que me regaló A.() hace mil años. En medio del caos de moldes, especias y paquetes varios, me tomé unos minutos para hojearlo.
Hacía una semana había comprado pistachos para hacer trufas de chocolate blanco con pistachos (ñam) y ahí quedaron durante unos días. Ahora entiendo; estaban esperando que yo abriera este libro y les dedicara la receta de Labneh.

lunes, 7 de octubre de 2013

galletitas de miel



Estas galletitas de miel son la combinación de dos recetas:

martes, 1 de octubre de 2013

miel



Esa vez fui yo quien le dio miel.
Anduvo por el lavadero de nuestro departamento durante una semana. Entraba y se iba directo al plato que le dejaba arriba del lavarropas.
Qué linda es; amo esas alas art nouveau.
Blogging tips