st

viernes, 16 de mayo de 2014

japón


Hacía varios años que teníamos ganas de viajar a Japón. Planificarlo fue como amasar un pan redondo y hermoso, con tranquilidad y paciencia pero también con empeño. 
Nos organizamos bien, compramos guía en papel, mapas y un par de libros para aprender japonés; a mí me gusta hablar un poquito el idioma del país al que voy a viajar pero esta vez desistí después de un mes de haber empezado: con este idioma no hay método Ilvem que valga  ⊙﹏⊙De todas formas, no fue necesario porque los japoneses aun hablando muy poco inglés hacen que la comunicación fluya; al menos así se dio en nuestras dos semanas y pico de estadía. 
Los pasajes los compramos en el momento justo: si dejábamos pasar dos días más, no sé si viajábamos...
Blogging tips